Ochotonidaepikas

Por Aspen Reese

Diversidad

La familiaOchotonidaecomprende los pikas, incluido un género existente Ochotona y 30 especies actualmente reconocidas (Hoffman y Smith, 2005). Hay más de 30 géneros extintos que han sido identificados desde el Eoceno, uno de los cuales, Prolago , se extinguió a fines del siglo XVIII (Dawson, 1969; Ge et al., 2012). Hoy, Ochotonidae representa aproximadamente 1/3 de la diversidad de lagomorfos (Smith, 2008). Su área de distribución se encuentra principalmente en Asia, aunque hay dos especies de América del Norte, Pikas Americanos y cuello largo (Smith y col., 1990). Varían en peso de 70 a 300 gy suelen tener menos de 285 mm de longitud (Smith, 2008). No se conoce ningún dimorfismo sexual (Vaughan et al., 2011). Las principales diferencias de lepóridos son su (i) tamaño pequeño, (ii) orejas pequeñas y redondeadas, (iii) colas ocultas, (iv) falta de procesos supraorbitarios y (v) 2, en lugar de 3, molares superiores (Smith, 2008). Hay dos ecotipos principales, uno de los cuales está asociado con hábitats rocosos y el otro con hábitats de praderas, estepas, bosques y arbustos. Cada ecotipo está asociado con rasgos específicos de la historia de vida, así como con el comportamiento. La mayoría de las especies se encuentran dentro de uno de estos ecotipos, aunque hay algunas especies que exhiben características intermedias (Smith, 2008).(Ge, et al., 2012; Hoffman y Smith, 2005; Smith, et al., 1990; Smith, 2008; Vaughan, et al., 2011)

Rango geográfico

Aunque el rango histórico de ocotónidos incluía Asia, Europa, norte de África y América del Norte, hoy en día las ocotónidas se encuentran solo en Asia y las altas montañas del oeste de América del Norte. Su centro de diversidad es China, donde se encuentran 24 especies (Smith, 2008). En Asia, las pikas se encuentran tan al oeste como Irán, al sur en India y Myanmar y en el norte de Rusia. Las dos especies del Neártico se encuentran en la cordillera central de Alaska, las Montañas Rocosas canadienses y las Montañas Rocosas, Sierra Nevada y la Gran Cuenca en los Estados Unidos continentales (UICN, 2011).(UICN, 2011)

  • Regiones biogeográficas
  • neártico
    • nativo
  • paleártico
    • nativo

Habitat

Las ocotonides se encuentran en dos hábitats distintos: hábitat de astrágalo o en hábitats de praderas, estepas, bosques y arbustos. Los astrágalo habitan las grietas entre las rocas en las laderas de las montañas. Estas especies se alimentan en los prados alpinos que lindan con las rocas o en la vegetación que crece entre las rocas. Se encuentran en un amplio gradiente altitudinal desde menos de 90 hasta más de 6000 m (Nowak y Wilson, 1991). Las especies que se encuentran típicamente en hábitats de astrágalo son largo alpino , pikas plateadas , cuello largo , Pikas rojas chinas , Pico de Glover , Ayuno del Himalaya , pikas del norte , Ili pikas , pikas de orejas grandes , Pikas Americanos , Pico de Royle y Turkestan red pikas (Smith, 2008).(Nowak y Wilson, 1991; Smith, 2008)



Las pikas que no viven en astrágalo se encuentran en una variedad de hábitats con vegetación donde se alimentan y producen madrigueras. Los prados que ocupan también suelen estar a gran altura. Las pikas excavadoras de prados se encuentran todas en Asia e incluyen Pikas gansu , picas de labios negros , Pikas daurianos , Pikas de Kozlov , Pikas ladak , Muli largo , Pikas nubra , pikas de la estepa , Pikas de Moupin y Pikas de Thomas (Smith, 2008).(Nowak y Wilson, 1991; Smith, 2008)

Algunas especies, incluidas Pikas de Pallas y Pikas afganas se sabe que se encuentran en ambos tipos de hábitat y se denominan especies intermedias (Smith, 2008). Aunque de hábitat intermedio, estas especies exhiben los rasgos de la historia de vida y el comportamiento de los pikas que habitan en los prados.(Nowak y Wilson, 1991; Smith, 2008)

  • Regiones de hábitat
  • templado
  • terrestre
  • Biomas terrestres
  • sabana o pradera
  • bosque
  • montañas

Historia sistemática y taxonómica

Ochotonidaees una de las dos familias en el orden Lagomorpha (Huchon et al., 2002; Meredith et al. 2011). El otro es Leporidae (conejos y liebres). Lagomorpha y Rodentia componen el cladoGlires(Meng et al., 2003).GliresyArchontacomponen el cladoEuarchontaglires(Murphy et al. 2001). Ochotonidae fue descrita por primera vez en 1897 por Oldfield Thomas. Los sinónimos incluyen Lagomina Gray, 1825; Lagomyidae Lillijeborg, 1866; y Prolaginae Gureev, 1960 (Hoffman y Smith, 2005).(Hoffman y Smith, 2005; Huchon, et al., 2002; Lanier y Olson, 2009; Lissovsky, et al., 2007; Meng y Wyss, 2001; Meredith, et al., 2011; Murphy, et al., 2001 ; Niu, et al., 2004; Yu, et al., 2000)


cigarra macho vs hembra

Las relaciones dentro de la familia y dentro del género Ochotona se entienden menos. Las filogenias moleculares recientes incluyen a Yu et al. (2000), Niu et al. (2004), Lissovsky et al. (2007) y Lanier y Olson (2009). El entendimiento actual es que hay tres subgéneros dentro Ochotona basado en evidencia morfológica y molecular (Yu et al., 2000). Las relaciones entre estos y la independencia de algunas especies aún son muy debatidas (Hoffman y Smith, 2005).(Hoffman y Smith, 2005; Lanier y Olson, 2009; Lissovsky, et al., 2007; Niu, et al., 2004; Yu, et al., 2000)

  • Sinónimos
    • Lagomina Gray, 1825
    • Lagomyidae Lillijeborg, 1866
    • Prolaginae Gureev, 1960

Descripción física

Las ocotonides exhiben poca variación física. En general, son pequeños, con una longitud corporal de 125 a 300 mm y un peso de 70 a 300 g (Nowak y Wilson, 1991; Smith, 2008). diferente a lepóridos , las pikas carecen de una cola visible y tienen orejas cortas y redondeadas con grandes aletas valvulares y aberturas al nivel del cráneo (Vaughan et al. 2011). Las orejas solo se mueven débilmente (Diersing, 1984) y sus fosas nasales pueden cerrarse completamente (Nowak y Wilson, 1991). Tienen extremidades cortas con las traseras apenas más largas que las delanteras (Nowak y Wilson, 1991). Tienen 5 dedos delanteros y 4 dedos traseros, todos con garras curvas (Vaughan et al., 2011). Las plantas de los pies están cubiertas por pelo largo, pero las almohadillas distales están expuestas (Diersing, 1984). Son digitígrados mientras corren pero plantígrados durante el movimiento lento (Vaughan et al., 2011). Los ocotonides tienen 22 vértebras toracolumbares y carecen de sínfisis púbica (Diersing, 1984).(Diersing, 1984; MacArthur y Wang, 1973; Nowak y Wilson, 1991; Vaughan, et al., 2011)

El cráneo es generalmente similar al de lepóridos . Está aplanado, presenta fenestración y está restringido entre las órbitas (Vaughan et al., 2011). La fórmula del diente de ocotonide es 2/1 0/0 3/2 2/3 = 26. Los primeros incisivos crecen constantemente y están completamente esmaltados, mientras que los segundos son pequeños, en forma de clavija y están directamente detrás del primero. El filo del primer incisivo tiene forma de V (Nowak y Wilson, 1991). Tienen un diastema post-incisivo largo e hipsodonte, mejillas desarraigadas. La oclusión se limita a un lado a la vez, con músculos maseteros grandes y pterigoideos asociados que permiten el movimiento transversal, mientras que los colmillos tienen crestas y cuencas transversales (Vaughan et al., 2011). El arco cigomático es delgado y no se expande verticalmente. El yugal es largo y se proyecta más de la mitad de la raíz cigomática del escamoso al meato auditivo externo (Diersing, 1984). A diferencia de los lepóridos, los pikas carecen de un proceso supraorbital. Su tribuna es corta y estrecha y el maxilar tiene una única fenestra grande (Vaughan et al., 2011). La bulla auditiva, que se fusiona con la petrosa, es esponjosa y porosa. El meato auditivo óseo está dirigido lateralmente y no es fuertemente tubular (Diersing, 1984).(Diersing, 1984; Nowak y Wilson, 1991; Vaughan, et al., 2011)

Los pikas no presentan dimorfismo sexual (Nowak y Wilson, 1991). Los machos carecen de escroto y ambos sexos tienen una cloaca, que se abre en un ápice móvil sostenido por una varilla de vértebras de la cola (Diersing, 1984; Vaughan et al., 2011). Las hembras tienen entre 4 y 6 mamas, con un par inguinal y uno o dos pares de pectorales (Nowak y Wilson, 1991). Los pelajes de ocotonides están formados por un pelaje largo, denso y fino y suelen ser de color marrón grisáceo, aunque varían inter e intraespecíficamente según el hábitat. Algunas ocotonidas pasan por dos mudas, con pelaje más oscuro durante el verano y pelaje más gris en el invierno (Diersing, 1984).(Diersing, 1984; Nowak y Wilson, 1991; Vaughan, et al., 2011)

Fisiológicamente, los pikas tienen una alta tasa metabólica. También tienen baja conductancia térmica e, incluso a temperaturas moderadamente altas, baja capacidad para disipar el calor (MacArthur y Wang, 1973).(MacArthur y Wang, 1973)


hechos del gran murciélago marrón

  • Otras características físicas
  • endotérmico
  • homoiotermico
  • simetría bilateral
  • Dimorfismo sexual
  • sexos por igual

Reproducción

La mayoría de las especies de pika que habitan en astrágalo son monógamas o poligínicas (Gliwicz, Witczuk y Pagacz, 2005; Smith, 2008). Hay algunas excepciones notables, incluidos casos documentados de poliginandria en cuello largo (Zgurski y Hik, 2012). Por el contrario, los pikas que habitan en los prados exhiben sistemas de apareamiento monógamos, poliginosos, poliandrosos o poliginandros, según la proporción de sexos al comienzo de la temporada de reproducción (Smith y Dobson, 2004).(Gliwicz, et al., 2005; Smith y Dobson, 2004; Smith, 2008; Zgurski y Hik, 2012)

  • Sistema de apareamiento
  • monógamo
  • poliandroso
  • poligínico
  • poliginandroso (promiscuo)

Las especies que habitan en el astrágalo, como Pikas Americanos , exhiben una baja producción anual de descendencia (Smith 1988). Por lo general, los pikas que viven en astrágalo producen solo una camada destetada con éxito de 1 a 5 crías al año. En promedio, aproximadamente 2 crías por madre se destetan con éxito por año (Smith, 2008). Los juveniles alcanzan la madurez sexual cuando tienen un año (Smith et al., 1990). Algunas especies que habitan en astrágalo exhiben el cuidado materno ausente típico de los lagomorfos (Whitworth 1984). El período de gestación de Pikas Americanos , por ejemplo, es de 30,5 días (Smith, 1988) y su temporada de reproducción dura entre finales de abril y finales de julio (Markham y Whicker, 1973). Por el contrario, las especies que habitan en los prados tienen un rendimiento reproductivo potencial mucho mayor, pero varía según las condiciones ambientales. Pueden producir camadas que son dos veces más grandes que las de los habitantes de astrágalo hasta cada tres semanas durante la temporada reproductiva. La temporada reproductiva deO. curzoniae, una especie que habita en los prados, generalmente dura desde marzo hasta finales de agosto, pero puede variar entre años y sitios (Yang et al., 2007). En promedio, se producen múltiples camadas cada año y la mayoría de las crías se destetan con éxito (Smith, 2008). Aumentando aún más su producción reproductiva, los juveniles nacidos temprano en la temporada de reproducción alcanzarán la madurez sexual y se reproducirán durante el verano de su nacimiento (Smith et al., 1990).(Diersing, 1984; Markham y Whicker, 1973; Smith, et al., 1990; Smith, 1988; Smith, 2008; Whitworth, 1984; Yang, et al., 2007)

  • Características reproductivas clave
  • iteroparous
  • cría estacional
  • gonocórico / gonocorístico / dioico (sexos separados)
  • sexual

Algunas especies que habitan en astrágalo exhiben el cuidado materno ausente típico de los lagomorfos (Whitworth 1984). Los machos y las hembras de algunas especies que habitan en los prados participan en un comportamiento afiliativo con los juveniles, así como en la protección y defensa de los territorios (por ejemplo, Smith y Gao, 1991). Los juveniles de especies que habitan en los prados también continúan viviendo en el territorio de los padres durante al menos su primer año (Smith, 2008).(Smith y Gao, 1991; Smith, 2008; Whitworth, 1984)

  • Inversión de los padres
  • altricial
  • cuidado parental masculino
  • cuidado parental femenino
  • prefertilización
    • proteger
      • masculino
  • pre-eclosión / nacimiento
    • proteger
      • masculino
  • preindependencia
  • asociación posterior a la independencia con los padres
  • hereda el territorio materno / paterno

Vida útil / longevidad

La mortalidad promedio de las especies que habitan en astrágalo es baja y muchas tienen una vida larga en comparación con la mayoría de los pequeños mamíferos (Smith et al., 1990). Pikas Americanos viven en promedio de 3 a 4 años, pero se sabe que viven hasta 7 años (Forsyth et al, 2005). Las especies que habitan en las praderas experimentan una alta mortalidad anual y pocos individuos viven más de dos años (Smith, 1988).(Forsyth, et al., 2005; Smith, et al., 1990; Smith, 1988)

Comportamiento

Los pikas que habitan en los talud norteamericanos ocupan y defienden territorios individualmente, en particular contra miembros del mismo sexo. Excepto cuando se juntan para aparearse, estos pikas que habitan en astrágalo son relativamente asociales (Smith et al., 1990). El dominio no se extiende más allá del territorio de un individuo. La mayoría de las interacciones sociales son agresivas y las persecuciones y peleas son el resultado de la intrusión conespecífica y el robo de vegetación de los montones de heno de los conespecíficos. Las ocotónidas que habitan en astrágalo utilizan vocalizaciones y marcas de olor para demarcar sus territorios, que son relativamente grandes y constituyen aproximadamente la mitad de su área de distribución (Svendsen 1979; Smith, 2008). Los territorios generalmente se establecen cerca del borde del talud / frontera de vegetación y varían en tamaño según la especie y la productividad de la vegetación adyacente (Smith, 2008). Suelen tener entre 450 y 525 m ^ 2 (Gliwicz, Witczuk y Pagacz, 2005).

Algunas especies asiáticas de pika que habitan en el astrágalo defienden territorios en parejas. La pareja usa el mismo refugio principal y pasa la mayor parte del tiempo en la misma área. Cooperan en el almacenamiento de heno y se comunican mediante vocalizaciones, pero son asociales fuera de la pareja. Principalmente, los machos demarcan el territorio y lo defienden de los intrusos. Estos territorios suelen ser más grandes que los de los pikas individuales, alrededor de 900 m ^ 2 por pareja, y estos pikas viven en densidades mucho más altas. (Para una discusión más completa, ver Gliwicz, Witczuk y Pagacz (2005).)

En contraste, se considera que las especies asiáticas que habitan en las praderas exhiben grupos familiares altamente sociales, que consisten en adultos y jóvenes del año en madrigueras comunales (Smith, 2008). Estas especies viven en densidades mucho más altas (más de 300 / ha) que las especies que habitan en astrágalo y experimentan una mayor variación en la densidad de población a lo largo de las estaciones y entre años (Nowak y Wilson, 1991). Los pika que viven en la pradera exhiben comportamientos afiliativos, como acomodarse, frotarse la nariz y varias formas de contacto, dentro de los grupos familiares, así como comportamientos territoriales agresivos hacia los que no son miembros de la familia. Además, los miembros de la familia se comunican con vocalizaciones, lo que puede provocar un contacto afiliativo (Smith, 2008). También defienden territorios como una unidad familiar y comparten montones de heno comunales (Smith et al., 1990). Sus territorios también están demarcados por marcas de olor y vocalizaciones.

Ambos ecotipos son dispersores pobres y normalmente no se extienden lejos de su territorio natal. En los habitantes de los talud, un individuo con el control de un territorio típicamente lo mantiene de por vida, y tras su muerte será reemplazado por un menor nacido en un territorio cercano y generalmente del mismo sexo (Smith, 1974; Smith, 2008). En los habitantes de las praderas, los juveniles permanecerán en su madriguera durante el primer año y luego menos de la mitad se dispersarán a territorios cercanos. Es más probable que los machos se dispersen, pero aun así, por lo general, solo se alejan unos pocos territorios (Smith, 2008).

Los pikas no hibernan durante el invierno, sino que permanecen activos en sus madrigueras o grietas rocosas. Durante este tiempo, consumen los alijos de alimentos que recolectan durante el verano (Smith et al., 1990). Las ocotonides son principalmente diurnas, pero pueden estar activas en todo momento del día y durante todo el año (Nowak, 1991). Con frecuencia se les observa tomando el sol en las rocas durante los meses más cálidos (Diersing, 1984; Nowak, 1991).(Diersing, 1984; Gliwicz, et al., 2005; Nowak y Wilson, 1991; Smith, et al., 1990; Smith, 1974; Smith, 2008; Svedsen, 1979)

  • Comportamientos clave
  • terrible
  • móvil
  • territorial
  • social

Comunicación y percepción

La mayoría de las especies de pika vocalizan tanto para las alarmas de los depredadores como para la defensa del territorio (Smith et al., 1990; Nowak, 1991; Trefry y Hik, 2009). Producen un 'eek' o 'kie' agudo de carácter ventriloquial (Diersing, 1984). También se ha demostrado que escuchan a escondidas las llamadas de alarma de heteroespecíficos, como las marmotas y las ardillas terrestres (Trefry y Hik, 2009). Las ocotónidas también pueden comunicar el peligro tamborileando en el suelo con sus patas traseras (Diersing, 1984). Las especies de madrigueras que habitan en las praderas producen múltiples tipos de vocalizaciones, muchas de las cuales se utilizan para socializar con sus congéneres (Smith, 2008). También se han informado ruidos leves de parloteo y maullido (Diersing, 1984). Ambos ecotipos también utilizan marcas de olor (Smith, 2008).(Diersing, 1984; Nowak y Wilson, 1991; Smith, et al., 1990; Smith, 2008; Trefry y Hik, 2009)

  • Canales de comunicación
  • visual
  • táctil
  • acústico
  • químico
  • Otros modos de comunicación
  • marcas de olor
  • vibraciones
  • Canales de percepción
  • visual
  • táctil
  • acústico
  • químico

Hábitos alimenticios

Los Pikas son herbívoros generalistas y normalmente recolectan escondites de vegetación, de los que viven durante el invierno. Consumen hojas y tallos de hierbas y arbustos, así como semillas y hojas de pastos; a veces también consumen pequeñas cantidades de materia animal (Diersing, 1984). Como la mayoría de los lepóridos, producen dos tipos de heces: cecotrofos suaves y gránulos duros (Smith, 2008). Durante el verano, después de la temporada de reproducción, las pikas acumulan grandes cantidades de muchas plantas diferentes en sus pilas de heno, que luego almacenan para el consumo invernal. Sus patrones de alimentación varían a lo largo de la temporada de acuerdo con las plantas disponibles, preferidas y / o que tengan el mayor contenido nutricional, seleccionando para mayor contenido calórico, lipídico, hídrico y proteico (Smith y Weston, 1990). Los hábitos de alimentación de las pikas afectan las comunidades de plantas. Los pikas alteran qué plantas se recolectan mientras se alimentan, así como qué tan lejos llegan al forraje, dependiendo de si se están consumiendo inmediatamente o se están agregando a una pila de heno. Esta variación da como resultado un mosaico de la composición de la comunidad vegetal (Huntly, Smith e Ivins, 1986). Se ha demostrado que este forrajeo selectivo estabiliza la composición de la comunidad vegetal y ralentiza el proceso de sucesión, además de reducir el número de semillas en el suelo (Huntly, Smith e Ivins, 1986; Khlebnikov y Shtilmark, 1965).(Huntly, et al., 1986; Khlebnikov y Shtilmark, 1965; Smith y Weston, 1990; Smith, 2008)

  • Dieta primaria
  • herbívoro
    • folívoro
  • Comportamiento de forrajeo
  • almacena o almacena comida

Depredacion

Los pikas sirven como una importante fuente de alimento tanto para aves como para mamíferos en todos los hábitats que ocupan. Las pikas que habitan en la pradera, en particular, pueden ser una especie preferida de alimento o amortiguación durante todo el año, pero son presas especialmente importantes en el invierno, ya que todavía están activas mientras que los roedores de tamaño similar hibernan (Smith et al., 1990). Durante los años de alta densidad, los pikas excavadores pueden ser la fuente de alimento más importante para los depredadores de las estepas asiáticas, ya que a veces constituyen más del 80% de la dieta de un depredador (Sokolov, 1965). Además de ser presa de carnívoros de tamaño pequeño a mediano, los pikas también suelen ser consumidos por carnívoros más grandes, incluidos lobos y osos pardos (Smith et al., 1990).(Smith, et al., 1990; Sokolov, 1965)

  • Adaptaciones anti-depredadores
  • críptico

Roles del ecosistema

Además de los importantes roles del ecosistema que las ocotonidas sirven como consumidores y como presas, también alteran sus entornos a través de la ingeniería de ecosistemas bioturbativos. La excavación de pikas que habitan en los prados mejora la calidad del suelo y reduce la erosión (Smith y Foggin, 1999). La acumulación y descomposición de los escondrijos sobrantes y las heces en los sistemas de madrigueras también ayuda a aumentar el contenido orgánico del suelo (Smith et al., 1990). Además de sus beneficios abióticos, otros mamíferos y aves utilizan las madrigueras de pika, y sus escondites suelen ser consumidos por otros herbívoros (Smith et al., 1990). Los montones de heno de pikas que habitan en el astrágalo también mejoran la calidad del suelo después de la descomposición, lo que facilita la colonización de plantas del talud (Smith et al., 1990).(Lai y Smith, 2003; Smith y Foggin, 1999; Smith, et al., 1990)


ciclo de vida de la tortuga mordedora

  • Impacto en el ecosistema
  • aireación del suelo
  • especie clave

Importancia económica para los seres humanos: positiva

Tradicionalmente, las pikas eran una valiosa fuente de piel en toda Asia y, en particular, en la Unión Soviética (Smith et al., 1990). Además, algunos pastores tradicionales pastan selectivamente su ganado en el invierno en las praderas de pika donde las pilas de heno están expuestas sobre la nieve (Loukashkin, 1940).(Loukashkin, 1940; Smith, et al., 1990)

  • Impactos positivos
  • las partes del cuerpo son fuente de material valioso

Importancia económica para los seres humanos: negativa

Algunas especies de ocotónidos se consideran plagas en los países asiáticos, donde se cree que compiten con el ganado por el forraje, erosionan el suelo y afectan negativamente a cultivos agrícolas como los manzanos y el trigo (Smith et al., 1990). Se ha demostrado que las pikas pueden dañar los cultivos agrícolas (Smith et al., 1990) pero no se han realizado estudios de control que respalden otras afirmaciones. El forrajeo de pika se ha visto implicado en la aceleración del deterioro de los pastizales, pero solo en áreas que ya estaban sobrepastoreadas (Shi, 1983; Zhong, Zhou y Sun, 1985). Se han envenenado millones de hectáreas en un esfuerzo por controlar el número de pika con resultados mixtos, incluido el exterminio de especies no objetivo (Smith et al., 1990).(Shi, 1983; Smith, et al., 1990; Zhong, et al., 1985)

  • Impactos negativos
  • plaga de cultivos

Estado de conservación

Hoy, cuatro especies de ocotonides ( pikas plateadas , Pikas de Hoffmann , Ili pikas , Pikas de Kozlov ) están clasificados como en peligro o en peligro crítico debido a la pérdida de hábitat, el envenenamiento o el cambio climático (Smith, 2008; IUCN, 2011). Además, muchas subespecies están amenazadas debido a la baja vagilidad y sus efectos sobre la dinámica estocástica de la metapoblación (Smith, 2008). No se sabe lo suficiente sobre muchas especies (la UICN todavía considera datos deficientes al 10%) para evaluar verdaderamente su estado de conservación. Hasta que no se comprenda mejor la sistemática de la familia, será difícil determinar las perspectivas de muchas poblaciones. Debido a su baja tolerancia a las altas temperaturas y baja vagilidad, las ocotonides se consideran especialmente vulnerables al calentamiento, por lo que se espera que la necesidad de esfuerzos de conservación aumente con el cambio climático (Holtcamp, 2010).(Holtcamp, 2010; UICN, 2011; Smith, 2008)

  • Lista Roja de la UICN [Enlace]
    no evaluado

Colaboradores

Aspen Reese (autor), Universidad de Yale, Eric Sargis (editor), Universidad de Yale, Hayley Lanier (editor), Universidad de Wyoming - Casper, Tanya Dewey (editora), Universidad de Michigan-Ann Arbor.

Animales Populares

Lea sobre Eurycea bislineata (Salamandra de dos líneas del norte) en los Agentes animales

Lea sobre Thymallus arcticus en los agentes animales

Lea sobre Eleotridae (Sleepers) en los Agentes animales

Lea sobre Cheiracanthium inclusum en los agentes animales

Lea sobre Archaeogastropoda en los agentes animales

Lea sobre Rhinolophidae (murciélagos de herradura) en los Agentes animales