Callaeas cinereuskokako

Por Sarah Harrison

Rango geográfico

Callaeas cinereus, comúnmente conocido como kōkakos, es endémico de Nueva Zelanda. Históricamente, los kōkakos se encontraban en abundancia en toda la Isla Norte, pero ahora se han reducido a 15 poblaciones, concentradas en los bosques centrales y septentrionales del continente. Las poblaciones también se pueden encontrar naturalmente en islas a 50 km del continente de la Isla Norte. La cantidad total estimada de kōkakos adultos a partir de 2010 era de 1,538 adultos, 769 de los cuales eran parejas reproductoras. En un esfuerzo de conservación, los programas de translocación de 1990 a 1997 han llevado a individuos de varias poblaciones diferentes en el continente de la Isla Norte a la Isla Kapiti y la parte sur de la Isla Norte.(Clout y Hay, 1989; Innes, et al., 1999; Rowe y Bell, 2007)

  • Regiones biogeográficas
  • islas oceánicas
    • nativo
  • Otros términos geográficos
  • isla endémica

Habitat

Los kōkakos se encuentran en la isla norte de Nueva Zelanda en áreas con maderas duras específicas, como los podocarpos y una variedad de arbustos. Sus nidos se encuentran principalmente en barrancos boscosos y crestas construidas hacia la copa de los árboles, bien cubiertos por un dosel. Cuando buscan comida, los kōkakos permanecen principalmente en el dosel y el sotobosque superior. Los kōkakos son territoriales y, por lo tanto, requieren bosques de gran alcance para adaptarse. Los territorios varían en tamaño según la región ocupada, pero en promedio viven en territorios de 4 a 12 ha.('Plan de recuperación del kokako de la Isla Norte 1999-2009', 1999; Flux, et al., 2006; Powlesland, 1987)

  • Regiones de hábitat
  • templado
  • terrestre
  • Biomas terrestres
  • selva
  • Elevación de rango
    2 hasta 38 m
    6.56 a 124.67 pies
  • Elevación media
    13 m
    42,65 pies

Descripción física

Los kōkakos son de tamaño mediano, miden de 38 a 50 cm de largo y pesan en promedio 219 g. Las plumas son de color azul grisáceo, el pico, las piernas y la mascarilla son negras. El pico es redondo y corto, y las patas largas y delgadas. Las alas son cortas y redondas con una envergadura promedio de sólo 50,2 a 52,1 cm, lo que contribuye a su capacidad de vuelo limitada. Directamente debajo del pico hay una acacia azul cobalto; una masa blanda de tejido. Hay una subespecie extinta y otra existente deC. cinereus. La subespecie de la Isla Sur,C. c. Cinera, fue declarada extinta recientemente por el Departamento de Conservación de Nueva Zelanda en 2007. El último avistamiento documentado de kōkakos de la Isla Sur fue en 1967. La subespecie de la Isla Norte,C. c. wilsoni, está clasificado como en peligro de extinción. La distinción entre los kōkakos de las islas del Norte y del Sur es el color de la acacia. El zarzo de los kōkakos de la Isla Sur era de color naranja brillante, mientras que el zarzo de los kōkakos adultos de la Isla Norte es azul cobalto. Las barbas adultas varían en brillo y tono dependiendo de la edad y condición de cada ave.



Los huevos de Kōkako tienen una forma ovalada y son de color rosa grisáceo con variaciones de rayas y manchas marrones y púrpuras. Los huevos miden de 33 a 43,75 mm de largo, de 22,65 a 28,35 mm de ancho y pesan (± 1 g) de 15 a 16 g. Los kōkakos jóvenes tienen un color marrón verdoso opaco en la mayoría de sus plumas, excepto en el abdomen y debajo de la cola, que son de color marrón amarillento. El zarzo de un polluelo es rosado cuando nace por primera vez y se vuelve azul pálido con la edad. Hay poca distinción entre hombres y mujeres, ambos poseen los mismos patrones y colores.(Benstead, et al., 2011; Buller, 1888; Clout y Hay, 1989; Flux e Innes, 2001; Flux, et al., 2006; 'Callaeas cinereus (Kokako)', 2010; Molles y Waas, 2006)

  • Otras características físicas
  • endotérmico
  • homoiotermico
  • simetría bilateral
  • Dimorfismo sexual
  • sexos por igual
  • macho más grande
  • ornamentación
  • Masa de rango
    210 hasta 245 g
    7,40 a 8,63 onzas
  • Masa media
    219 g
    7.72 onzas
  • Longitud del rango
    38 hasta 50 cm
    14,96 a 19,69 pulg.
  • Rango de envergadura
    50,2 hasta 52,1 cm
    19,76 a 20,51 pulg.

Reproducción

Los kōkakos son aves monógamas que encuentran, atraen y defienden a sus parejas a través del canto. Después de que un juvenil empluma del nido, comienza el reclutamiento para un vínculo de pareja: 1 a 2 años después para las hembras y 2 a 4 años después para los machos. El vínculo de pareja no está restringido a parejas masculinas y femeninas, pero puede incluir mujer-mujer y hombre-hombre. Los lazos de pareja hembra-hembra formarán un apego a un territorio durante un corto período de tiempo e intentarán aparearse al menos una vez por temporada. Estos vínculos no se registran en la literatura reciente debido a la creciente depredación de las hembras anidadoras por especies de mamíferos introducidas. Por el contrario, los lazos de pareja entre hombres se producen con regularidad. Muchos expertos creen que este es un fenómeno reciente que es el resultado directo del exceso de población masculina, pero otros especulan que los machos jóvenes elegirán un vínculo del mismo sexo incluso cuando haya mujeres disponibles. Las parejas de apareamiento suelen permanecer con la misma pareja durante muchos años. Tanto el macho como la hembra participan activamente en la protección territorial y en los rituales de cortejo durante todo el año, incluido el acicalamiento en la base del pico y las ofrendas de comida a la hembra por parte del macho. La selección sexual de Kōkakos se basa en la elección femenina. Se sabe que las hembras viajan hasta nueve territorios diferentes de machos no apareados antes de decidirse por una pareja. Inicialmente, la hembra se siente atraída hacia el territorio de un macho por la fraseología de su canción, pero se hace una elección definitiva basada en la calidad de los recursos dentro del territorio y el físico (tamaño del cuerpo, color del plumaje, salud general) del macho. Un macho demuestra su salud física a la hembra realizando una exhibición de “arcángel”, en la que baja la cabeza, extiende las alas y corre vigorosamente a lo largo de las ramas cercanas a la hembra. Durante esta exhibición, se sabe que los machos tienen hojas o ramitas en el pico. Tanto el macho como la hembra participan en la protección de la pareja. Los duetos antifónicos de Kōkakos transmiten la identidad de la pareja, cuánto tiempo han estado unidos y el nivel de dedicación a los territorios vecinos. Durante el coro del amanecer, un kōkakos de pareja o solo se posará en la cima de un árbol alto, generalmente un podocarpio, dentro de su territorio e interpretará el dúo o la canción única. La percha alta permite a los pájaros ver a sus vecinos y les permite ser escuchados.('Plan de recuperación del kokako de la isla norte 1999-2009', 1999; Flux, et al., 2006; Molles, et al., 2006; 'New Zealand Wattlebirds: Callaeidae - Kokako (callaeas Cinerea): Species Account Leer más: Nueva Zelanda Wattlebirds: Callaeidae - Kokako (callaeas Cinerea): Species Account - Island, Kokakos, Female, Male, North, and Food zotero: // adjunto / 65 / # ixzz1GL0Ai6SR ', 2011; Powlesland, 1987; Rowe y Bell, 2007; Sinclair , et al., 2006)

  • Sistema de apareamiento
  • monógamo

Una vez que una pareja de apareamiento se establece en un territorio, comienza la anidación y la reproducción. La temporada de reproducción se extiende en promedio de octubre a marzo, pero para algunas temporadas 'buenas' puede extenderse seis meses después. Las temporadas 'buenas' y 'malas' parecen tener una correlación con la disponibilidad de fruta, que constituye una gran parte de las dietas de kōkakos. Durante la temporada de apareamiento, se sabe que los kōkakos intentan reproducirse hasta cinco veces. En el caso de una falla en el nido, debido a la depredación o huevos infértiles, la hembra puede comenzar a re-anidar en 4 a 5 semanas. En una temporada exitosa, se sabe que una pareja empluma tres nidadas, cada nidada contiene un promedio de dos huevos, como máximo tres, que se ponen en un intervalo de un día. La producción media de crías con plumas por temporada es de seis, suponiendo que sea una temporada 'buena'. En el caso de una 'mala' temporada, el pollito más joven, que fue puesto último, generalmente no empluma. Una vez puestos, los huevos se incuban durante un promedio de 18 días antes de la eclosión y los polluelos pesan de 15 a 16 g al nacer. Durante los primeros diez días de vida del pollito experimenta una tasa de crecimiento de 10 g por día. Los polluelos permanecen en el nido durante un período de 34 a más de 42 días antes de emplumar, e incluso después de emplumar permanecen con sus padres durante 10 a 12 semanas. Después de que un juvenil ha emplumado, en promedio, una hembra alcanza la madurez sexual en 1 o 2 años, mientras que un macho alcanza la madurez sexual en 2 a 4 años. En este momento, tanto el macho como la hembra comienzan a reclutar para un vínculo de pareja.('Plan de recuperación del kokako de la isla norte 1999-2009', 1999; Flux, et al., 2006; Innes y Hay, 1995; Leathwick, et al., 1983; Molles, 2005; Rasch, 1991; Sinclair, et al., 2006)


huevos de lagarto de la cerca oriental

  • Características reproductivas clave
  • iteroparous
  • cría estacional
  • gonocórico / gonocorístico / dioico (sexos separados)
  • sexual
  • ovíparo
  • Intervalo de reproducción
    Se sabe que los kokakos se reproducen hasta cinco veces en una temporada de reproducción anual.
  • Época de la reproducción
    La temporada de cría de Kokakos comienza en octubre y se extiende hasta febrero.
  • Huevos de gallinero por temporada
    3 a 9
  • Tiempo medio de eclosión
    18 días
  • Rango de edad de incubación
    31 a 42 días
  • Edad promedio para emplumar
    34 días
  • Rango de tiempo hasta la independencia
    10 a 12 semanas
  • Rango de edad de madurez sexual o reproductiva (mujer)
    1 a 2 años
  • Rango de edad de madurez sexual o reproductiva (masculino)
    2 a 4 años

Al nacer, los kōkakos son altriciales y son incapaces de cuidarse a sí mismos. Un pollito de un día nace con los ojos cerrados, sin plumas y con movimientos limitados, dependiendo completamente del cuidado de sus padres durante el primer mes y medio de su vida. Para los kōkakos, la inversión parental de la mujer es mucho más complicada que la del hombre. Antes de la fertilización, la hembra construye el nido casi por completo por su cuenta. El macho presenta algunas ramitas y follaje a la hembra para la construcción del nido, mientras realiza una exhibición de 'arcángel' (que se encuentra en mayor detalle en la sección del sistema de apareamiento). Los kōkakos machos no son incapaces de construir un nido. Es común que los machos construyan nidos cuando forman vínculos de pareja macho-macho. El nido es una masa desordenada, en forma de cuenco, hecha de una base de ramitas y entrelazados musgo, líquenes, helechos, escamas de helecho, orquídea epífita y madera muerta construida de 2 a 32 m sobre el suelo. El tiempo más largo registrado para la construcción del nido es de 11 días, pero generalmente es un proceso de solo 2 a 5 días. Cuando la hembra comienza a construir, junta al azar pedazos y piezas, pasando muy poco tiempo, pero a medida que se acerca el momento de poner sus huevos, se concentra más en la construcción.

Antes de la eclosión, las hembras y los huevos son más vulnerables a la depredación. Por lo general, los nidos están bien ocultos de los depredadores del área por el espeso dosel, pero están indefensos contra los depredadores mamíferos introducidos, como las zarigüeyas. Cuando un nido se ve amenazado por depredadores aviares autóctonos, como Aguilucho australiano y Halcones de Nueva Zelanda , la pareja huirá del nido para esconderse y retrasará el regreso hasta que sea seguro regresar o abandonar el nido por completo. En el caso de una amenaza de mamíferos, los machos se esconderán y retrasarán el regreso, mientras que las hembras se esconden con el macho o permanecen en el nido para convertirse en presas junto con sus huevos. Cuando un nido es amenazado por cucos Sin embargo, los kōkakos lanzarán un ataque físico contra el pájaro invasor.

Antes de emplumar, tanto el macho como la hembra participarán en la alimentación de las crías, buscando comida entre sí. La comida para los polluelos se devuelve al nido en el pico y la garganta. La inversión de los padres se reduce a medida que la cría se vuelve más independiente. La longitud antes de la independencia varía de un nido a otro. Algunos padres permitirán que sus crías permanezcan en su territorio y continúen proporcionándoles alimentos, mientras que otros intentan ahuyentarlos incluso antes de emplumar. Durante el período de anidación y posterior al emplumado, los polluelos se familiarizan y aprenden la redacción de canciones localizadas, lo que lleva a una elección de pareja posterior. Cuando los juveniles finalmente abandonan el nido, comienzan a buscar un territorio propio y, a pesar de sus limitados poderes de vuelo, viajan distancias razonablemente largas hasta que se establecen en un área específica. Como ejemplo, los kōkakos juveniles en el bosque de Rotoehu viajarían en promedio 1.450 m en busca de un territorio adecuado.('Plan de recuperación del kokako de la Isla Norte 1999-2009', 1999; Flux, et al., 2006; Leathwick, et al., 1983; MaKenzie, 1951; Molles, et al., 2006; 'New Zealand Wattlebirds: Callaeidae - Kokako (callaeas Cinerea): Cuenta de especies Leer más: Zarzas de Nueva Zelanda: Callaeidae - Kokako (callaeas Cinerea): Cuenta de especies - Isla, Kokakos, Hembra, Macho, Norte y Comida zotero: // adjunto / 65 / # ixzz1GL0Ai6SR ', 2011 )

  • Inversión de los padres
  • altricial
  • cuidado parental femenino
  • prefertilización
    • aprovisionamiento
    • proteger
      • hembra
  • pre-eclosión / nacimiento
    • aprovisionamiento
      • masculino
    • proteger
      • masculino
      • hembra
  • pre-destete / emplumar
    • aprovisionamiento
      • masculino
      • hembra
    • proteger
      • masculino
      • hembra
  • preindependencia
    • aprovisionamiento
      • masculino
      • hembra
    • proteger
      • masculino
      • hembra

Vida útil / longevidad

Los kōkakos son una especie de larga vida. El Plan de Recuperación de Kōkako de la Isla Norte, realizado entre 1999 y 2006, establece que el kōkako más antiguo documentado en la naturaleza tenía 11 años. La esperanza de vida de un juvenil, que ha huido del nido y está reclutando para un nuevo territorio, se estima en 10,6 años. Se cree que un kōkako puede vivir 20 años o más. El enfoque principal de la reproducción en cautiverio es poder liberar kōkakos en la naturaleza para reemplazar las poblaciones menguantes o inexistentes que alguna vez florecieron. Por lo tanto, no se conocen estadísticas del kōkako más antiguo en cautiverio.('Plan de recuperación del kokako de la isla norte 1999-2009', 1999; 'Resultados preliminares y observaciones sobre la productividad y ecología del kokako de la isla norte en la Reserva de Vida Silvestre Mapara, King Country, julio de 1993 - junio de 1994', 1995; Innes, et al., 1999 )

  • Promedio de vida
    Estado: salvaje
    11 años
  • Promedio de vida
    Estado: salvaje
    10,6 años
  • Promedio de vida
    Estado: cautiverio
    20 años

Comportamiento

Los kōkakos solo socializan con vecinos para establecer territorios y vínculos de pareja durante el coro del amanecer. Aparte del canto, la socialización se limita a un solo vínculo de pareja dentro de un espacio territorial de 4 a 14 ha. Los kōkakos son muy territoriales y generalmente permanecen dentro de la misma área durante todo el año, durante muchos años. La actividad se desarrolla durante el día y especialmente al amanecer. Los kōkakos pasan la mayor parte de su vida alimentándose, anidando y defendiendo territorios a 13 ± 7,5 m sobre el suelo dentro de las capas del dosel, pero también se pueden encontrar en el suelo del bosque. Para volver a las copas de los árboles, una vez a nivel del suelo, los kōkakos subirán por el tronco del árbol directamente desde la parte inferior. Esta técnica se llama 'squirling'. Debido a sus limitadas capacidades de vuelo, los kōkakos dependen de sus largas y delgadas piernas para saltar de un lugar a otro, extendiendo ligeramente la cola y las alas. El carácter de kōkakos se describe con discrepancia; algunos lo comparan con un cuervo: tímido, curioso y astuto, mientras que otros insisten en que es gentil, amable y sin miedo a la interacción humana.('Plan de recuperación del kokako de la isla norte 1999-2009', 1999; 'Resultados preliminares y observaciones sobre la productividad y ecología del kokako de la isla norte en la reserva de vida silvestre mapara, King Country, julio de 1992 - junio de 1993', 1995; Buller, 1888; Flux, et al. al., 2006; Innes y Hay, 1995; MaKenzie, 1951; Molles y Waas, 2006)

  • Comportamientos clave
  • arbóreo
  • escansorial
  • moscas
  • diurno
  • crepuscular
  • móvil
  • sedentario
  • territorial
  • Rango de tamaño del territorio
    .04 a .12 km ^ 2
  • Tamaño medio del territorio
    .14 ​​kilometros ^ 2

Rango de casa

Los kōkakos viven en territorios de 4 a 14 hectáreas y pasan la mayor parte del tiempo en el dosel y el sotobosque superior. Los bosques que habitan se encuentran en la parte norte y central de la Isla Norte de Nueva Zelanda.('Plan de recuperación del kokako de la Isla Norte 1999-2009', 1999; Innes, et al., 1999; Powlesland, 1987)

Comunicación y percepción

Los kōkakos se comunican con otros de su especie mediante una canción similar a un órgano. Los nativos de Nueva Zelanda, los maoríes, llaman a su canción inquietante y única, 'Te Koha Waiata', traducida como 'la canción del regalo'. El fraseo de las llamadas no es sexualmente específico y se puede observar tanto en parejas como en aves singulares como un medio de defensa territorial, y se conoce como dúo antifónico. Un dúo antifónico es cuando un pájaro comienza una frase y después de una pausa el otro la termina, alternando la contribución masculina y femenina a la canción. Los kōkakos pueden distinguir entre un solo pájaro y un vínculo de pareja por su capacidad para detectar la brecha espacial entre la pareja. Debido a que el territorio está protegido durante todo el año, este comportamiento de dúo anuncia que hay dos protegiendo el territorio a sus vecinos circundantes, disminuyendo la probabilidad de invasión y confrontación del territorio. Una población de kōkakos les permitirá a sus vecinos saber dónde está su territorio y si un vínculo de pareja lo habita al unirse en un coro, en el que la población circundante canta al amanecer. La defensa de un territorio o pareja no es el único propósito de las canciones de kōkakos. Un factor que contribuye a la elección de pareja de una mujer es el tipo de frase de la canción del hombre. Hay 18 frases diferentes en una canción de kōkako, el 86% de las cuales son locales únicas para cada población. Si se le da la opción, una mujer elegirá un hombre de la misma población en la que se originó. Como la mayoría de las aves, los kōkakos perciben su entorno a través de estímulos visuales, auditivos, táctiles y químicos.(Molles y Waas, 2006; Rowe y Bell, 2007)

  • Canales de comunicación
  • visual
  • acústico
  • Otros modos de comunicación
  • duetos
  • coros
  • Canales de percepción
  • visual
  • táctil
  • acústico
  • químico

Hábitos alimenticios

Los hábitos alimentarios de los kōkakos varían de un año a otro, según la temporada y el territorio. En general son omnívoros y se alimentan de frutas, follaje, insectos, flores y brotes. En un estudio, tres áreas de bosque de muestra arrojaron más de 100 alimentos diferentes consumidos por kōkakos, lo que refleja la ecología local. La mayor parte de las dietas de los kōkakos se componía de frutas seguidas de hojas de especies de arbustos y árboles dicotiledóneas dentro de sus áreas territoriales. Esto incluyó, pero no se limitó a, la fruta y las hojas de raukawa, fivefinger, tawa y rearewa. Una contribución más pequeña a las dietas de kōkakos incluye insectos escamosos de seis peniques ( Ctenochiton viridis ), flores, capullos y conos de gimnospermas, respetuosamente, de mayor a menor aporte.

La cantidad de tiempo que se dedica a la alimentación varía, junto con la dieta, de una temporada a otra. Se dedica menos tiempo a buscar comida durante los meses de primavera y verano y aumenta considerablemente de otoño a invierno. La mayor cantidad de tiempo dedicado a la alimentación ocurre durante los meses de invierno, incluso con la disminución de la duración del día. La cantidad de cochinillas de seis peniques que se consumen es relativamente baja durante gran parte del año, a excepción de los meses de primavera, cuando estos invertebrados abarcan la mayoría de las dietas de kōkakos.(Innes and Hay, 1995; Leathwick, et al., 1983; Powlesland, 1987)

  • Dieta primaria
  • omnívoro
  • Alimentos animales
  • insectos
  • Alimentos vegetales
  • hojas
  • Fruta
  • flores

Depredacion

Aunque los kōkakos pueden estar relativamente bien escondidos y protegidos de los depredadores aviares, las especies de mamíferos introducidas tienen poca o ninguna dificultad para buscar y destruir nidadas enteras. Los kōkakos se adaptaron junto con los depredadores aviares diurnos que dependen principalmente de la vista para detectar presas. Los mamíferos depredadores introducidos, por el contrario, son nocturnos y dependen en gran medida de las señales visuales, auditivas y olfativas. Los nidos no solo tienen una estructura desordenada, sino que huelen a heces. Un nido de juveniles puede ser detectado por la nariz humana a más de diez metros de distancia. Una combinación del olor, el sonido de las crías pidiendo limosna y los hábitos nocturnos de alimentación de estos depredadores desconocidos hacen que los nidos de kōkakos sean objetivos fáciles. Los kōkakos machos y hembras adultos, cuando son atacados por un depredador mamífero, responderán abandonando el nido y escondiéndose hasta que la amenaza haya desaparecido.('Resultados preliminares y observaciones sobre la productividad y ecología del kokako de la isla norte en la reserva de vida silvestre mapara, King Country, julio de 1992 - junio de 1993', 1995; Flux, et al., 2006; Innes y Hay, 1995; Innes, et al., 1999)


enfermedad de la rata de madera de cola tupida

  • Adaptaciones anti-depredadores
  • críptico
  • Depredadores conocidos
    • moreporks Ninox novaeseelandiae )
    • Halcones de Nueva Zelanda (Falco novaseelandiae)
    • Aguiluchos australianos Circo aproximados )
    • las zarigüeyas Phalangeriformes suborden)
    • las ratas negras Rattus rattus )
    • armiños Mustela arminea )
    • las comadrejas Mustela nivalis )
    • los huronesMustela furo)
    • gatos salvajes ( Gato )

Roles del ecosistema

La fruta constituye la mayor parte de las dietas de kōkakos. Los frutos pequeños de una variedad de especies vegetales se consumen enteros, lo que brinda la oportunidad de dispersar las semillas. Sin embargo, debido a la disminución de la población, la escasa capacidad de vuelo y los estilos de vida territoriales estacionarios, es probable que los kōkakos no tengan un gran efecto ecológico en la dispersión de semillas. Esto también es válido para el ramoneo y la defoliación de plantas. Las cochinillas de seis peniques, una importante fuente de alimento para los kōkakos durante los meses de primavera, viven en el envés de las hojas y las hojas se cortan sistemáticamente. Se observó un par de kōkakos desprendiendo 60 hojas en un período de 20 minutos. Se cree que cuando los kōkakos florecieron en toda Nueva Zelanda, antes del asentamiento europeo, pudo haber tenido un efecto ecológico mayor en la dispersión de semillas, ramoneo y defoliación.(Rasch, 1991)

Importancia económica para los seres humanos: positiva

En el proceso de los esfuerzos de conservación de los kōkakos, un ataque contra los mamíferos depredadores introducidos se ha visto implicado por el envenenamiento de áreas y las trampas terrestres. Una de las principales especies seleccionadas para el control de plagas que afecta a los kōkakos son las zarigüeyas australianas ( Trichosurus vulpecula ). Las zarigüeyas se introdujeron en Nueva Zelanda en el siglo XIX colonizando europeos para crear una base para el comercio de pieles. Las zarigüeyas se han adaptado tan bien a la isla que ahora su número asciende a millones, lo que no solo afecta al número ya menguante de kōkakos, sino también al establecimiento local de ganado y ciervos de granja. El ganado y los ciervos de granja son de gran importancia económica para la gente de Nueva Zelanda y la zarigüeya es portadora de una cepa de tuberculosis bovina que puede infectar tanto al ganado como a los ciervos. Controlar la población de zarigüeyas para kōkakos beneficia al tamaño de la población y reduce la posibilidad de infectar las granjas locales. Debido a que los kōkakos solo se pueden encontrar en Nueva Zelanda, el ecoturismo contribuye al crecimiento económico.(Innes, et al., 1999; Lamb, et al., 2001)

Importancia económica para los seres humanos: negativa

Los kōkakos no tienen efectos negativos conocidos en la economía.

Estado de conservación

Kōkakos fue catalogado como una especie en peligro de extinción en 1994 y este estado no ha cambiado desde entonces. Hay varias razones para poner en peligro a los kōkakos. La destrucción del hábitat por la tala ha dejado solo el 10% del hábitat nativo original de los kokakos, reduciendo el área territorial disponible para los juveniles y reduciendo la disponibilidad de alimentos. Los mamíferos depredadores introducidos en Nueva Zelanda por los colonos europeos en el siglo XIX se alimentan principalmente de huevos, polluelos, juveniles y hembras anidadoras. La gran cantidad de mamíferos depredadores ha reducido el éxito de la cría. En los años durante el manejo de plagas, el 61% de las aves emplumaron, mientras que en los años sin manejo el número se redujo al 29%. La población femenina de kōkakos también se ha alterado, dejando un gran excedente de vínculos macho-macho, que no producen descendencia. La introducción de mamíferos rastreadores, como zarigüeyas, cabras y ciervos, ha provocado una competencia alimentaria con los kōkakos, y también se cree que influye en la disminución de las poblaciones de kōkako.(Innes y Hay, 1995; Lamb, et al., 2001; Leathwick, et al., 1983; MaKenzie, 1951; 'New Zealand Wattlebirds: Callaeidae - Kokako (callaeas Cinerea): Species Account Leer más: New Zealand Wattlebirds: Callaeidae - Kokako (callaeas Cinerea): Cuenta de especies - Isla, Kokakos, Hembra, Macho, Norte y Comida zotero: // adjunto / 65 / # ixzz1GL0Ai6SR ', 2011)

Colaboradores

Sarah Harrison (autora), Universidad del Norte de Michigan, Mary Martin (editora), Universidad del Norte de Michigan, Rachelle Sterling (editora), Proyectos especiales.

Animales Populares

Lea sobre Plethodon jordani (Salamandra de mejillas rojas) en los Agentes de animales

Lea sobre Lynx (linces) en los agentes animales

Lea sobre Apteryx australis (kiwi marrón) en los Agentes animales

Lea sobre Connochaetes gnou (ñu negro) en los Agentes animales

Lea sobre Callisaurus draconoides (lagarto de cola de cebra) en los Agentes animales

Lea sobre Epitheca princeps (prince baskettail) en los agentes de animales